En seguros

El aseguramiento de obras de arte exige la intervención de verdaderos especialistas ya sea a nivel particular, colecciones o museos y galerías.

Lo ideal es lograr una cobertura que cubra cualquier daño producido sobre las obras, incluidos los actos vandálicos, robo, hurto y daño accidental desde el primer euro y sin franquicia, para garantizar que sus obras de arte estén bien protegidas.

Cuando no exista tasación oficial, deberá establecerse un valor convenido entre la compañía y el cliente y en caso de daños parcial, que el clienta pueda decidir si se restaura la obra y le indemnizamos con la posible pérdida de valor, o si se le paga el valor total de la misma.

Esto también le interesará

Dejar un comentario